Type a keyword and hit enter to start searching. Press Esc to cancel.

Sahumerios – Plaza San Francisco

SAHUMERIOS - DEFENSA SAN FRANCISCO
Performance colaborativa
Vasijas de barro, flores, sahumerio, brasa, fotografía y video registro
Quito
2016
 Consiste en instalar 240 vasijas de barro cocido conteniendo brasa y sahumerio rodeadas de pétalos de flores en la parte no intervenida por parte del proyecto metroquito. Su disposición será en función de la geometría y forma de la plaza acompañado de 13 sahumadores-activadores que realizan la acción de sahumar, recorrer la zona afectada a modo de procesión y lanzar semillas de maíz en los montículos de tierra extraída por las excavaciones para enseguida terminar en una zapateada con música. La acción apela a la imagen poética del humo del sahumerio como elemento intangible ligado a la religiosidad en su dimensión dirigida a la limpieza y protección de los lugares y las personas y al estatus de sitio y lugar de memoria cultural.

 

Antecedentes: Debido a una irresponsable gestión de las administraciones municipales de los últimos años la construcción de la estación del metro de Quito ha negado la existencia de vestigios prehispánicos bajo la plaza; y si ha esto se suma la falta de investigación arqueológica en la zona centro fruto de un desinterés en comprender los conocimientos prehispánicos y focalizando la atención en el patrimonio barroco-colonial.

A inicios del mes de septiembre del 2016  en la primera fase de excavación para la perforación del proyecto de Metro, en el interior de la plaza se han encontrado galerías y escalonados en kangawa propios de la arquitectura Kitu kara, (visibles en sitios como Rumipampa y Kochaski) y acueductos de fase inca-quiteña e hispano-colonial. El patrimonio y la memoria son objetos de manipulación favoreciendo intereses económicos que entran en disputa en la construcción de la mega-estación de metro.

La plaza como espacio-tiempo de intercambio, comercio ritual, espacio para la reivindicaciones políticas, cambiaría su estatus al de una mega estación, concebida además desde una perspectiva donde el gran capital opera alejado de un manejo sustentable y ecológico de las urbes. La memoria social, el patrimonio de esta zona palimpsesto donde varias culturas desde hace miles de años se han superpuesto para configurar un paisaje cultural particular.

Desde  la poética de la intervención efímera y el tejido relacional de los públicos, levantamos este humo intangible y presente para reclamar desde la resignificación del gesto artístico in-situ para la conciliación de nuestras herencias y memorias en la plaza de San Francisco-Amarukancha como santuario de memoria e interculturalidad.